papeles_parte_amistoso

¿Cómo completar un parte amistoso en un accidente y qué hacer con él?

Ante una situación de accidente, la forma más común de solucionar el conflicto es mediante un parte amistoso. Un parte o declaración amistosa de accidente es un documento a través del cual se facilitan datos personales de las dos partes implicadas y de las circunstancias que rodean al accidente para facilitar el trabajo a las aseguradoras resolviendo el siniestro.

Como es un documento que, tras una situación tensa en un accidente, puede resultar algo difícil de rellenar hemos querido elaborar en este artículo una pequeña guía para que no tengas problemas a la hora de redactar un parte amistoso.

Lo primero es mantener la calma, ya que tras una situación de accidente solemos ponernos nerviosos y tendemos a cometer errores. Tras avisar a las autoridades pertinentes y tener la situación bajo control, es buen momento para rellenar el parte amistoso.El documento consta de dos partes que es necesario rellenar para proporcionar la información necesaria para que el conflicto se resuelva de manera adecuada:

  • Primera parte. En la primera parte hay que incluir hora y fecha del accidente y lugar donde haya sucedido. Es necesario especificar si ha habido daños materiales y/o físicos, y si hay testigos del accidente es imprescindible registrar sus datos de contacto.
  • 2.Segunda parte.La segunda parte consta de dos columnas, una para vehículo implicado en el accidente y en ellas se incluyen datos de cada vehículo como matrícula, modelo, aseguradora y conductor durante el momento del siniestro. Las columnas incluyen también un pequeño boceto de vehículos en los que los conductores deben indicar el punto de impacto en el accidente. Al final de las columnas hay un apartado para la firma y que quede constancia de que los conductores asumen su responsabilidad sobre los hechos.Es  imprescindible que ambos partes contengan exactamente la misma información; una vez rellenados ningún conductor puede incluir información adicional en momentos posteriores.

Una vez rellenado el parte es necesario ponerse en contacto con la compañía aseguradora en un plazo de 7 días y enviarle la copia firmada para iniciar la tramitación y reparación de los daños. Cada aseguradora se hace responsable de los gastos de reparación del vehículo y deciden entre ambas aseguradoras cual de los conductores ha sido el responsable del accidente. El conductor no culpable no asume ningún tipo de coste ni consecuencia, mientras que para el conductor culpable pueden darse dos situaciones:

-Si tiene un seguro a todo riesgo, la aseguradora se encargará de los gastos de reparación.

-Si tiene un seguro a terceros, deberá asumir sus reparaciones pero las reparaciones del conductor no culpable estarán cubiertas por la aseguradora.