El factor humano en un accidente de tráfico

El factor humano en un accidente de tráfico

Entre las causas más comunes comunes según las reconstrucciones de accidentes de tráfico, podemos encontrar el estado de la carretera y todo lo que tiene que ver con las infraestructuras, la meteorología, la tecnología o estado del vehículo y a continuación viene el factor que nos ocupa en el día de hoy: El factor humano.

Es labor de todos trabajar para que se produzca el menor número de accidentes de tráfico posible. Y en estos puntos, sin duda, en el factor humano es principalmente el que más podemos cuidar todos. Son los conductores los que tienen que hacer una valoración personal sobre si están o no en condiciones de ejercer la conducción de un vehículo.

¿Qué se hace para evitar estos accidentes por factor humano?

Tras analizarse en reconstrucción de accidentes de tráfico que el factor humano es muy relevante, en las distintas compañías y fabricantes se trabaja para mejorar los vehículos. Estas mejoras están enfocadas en ese aspecto, intentando mejorar los sistemas de seguridad para evitar despistes del conductor, o incluso otros problemas que aparecen con normalidad como el cansancio al volante.

Aun con todo esto, por mucho que esté avanzando la tecnología de los coches, en los accidentes de tráfico siendo el conductor el máximo responsable y una de las causas de accidentes más comunes. Debido a esto, la concienciación de los conductores en esta materia debe ser mucho mayor y en ello se deben poner el foco las autoridades.

Las autoridades deben de tener la responsabilidad de evaluar, con los datos de reconstrucciones de accidentes en la mano, la enorme cantidad de accidentes que se saldan con que el responsable del mismo es el conductor de alguno de los vehículos implicados.

Eso sí, en los últimos años la cantidad ha bajado sensiblemente. Aún siendo una cifra a tener muy en cuenta y contra la que se ha de luchar, también cabría preguntarse si esa evolución es debido a que los sistemas de seguridad de los vehículos y las vías cada vez son más eficientes, o si son los conductores en sí los que son más consecuentes a la hora de arrancar el motor.