atasco_consejos

5 consejos para conducir en vacaciones

Las vacaciones de Navidad están próximas y con ellas los millones de desplazamientos por carretera. Como lo mejor para evitar contratiempos es estar bien informado, en este artículo hemos querido reunir algunos puntos que deberías de tener en cuenta para que empieces las vacaciones con buen pie.

  • Planifica tus rutas con antelación.
    Tener una ruta previamente planeada es mucho mejor que confiar al 100% en tu GPS. Antes de lanzarte a la carretera es importante conocer las mejores rutas y el estado de las carreteras por las que vas a circular. También es importante contar con rutas alternativas por si encuentras algún atasco o surge algún tipo de imprevisto en mitad del viaje. Es mejor continuar por una ruta larga que permanecer parado en un atasco.
  • Comprueba el estado de tu vehículo.
    Dedica unos momentos a comprobar el estado y presión de las ruedas, equipo de seguridad del vehículo, documentación y equipo de iluminación. También podemos realizar una inspección en el taller para asegurarnos de que nuestro coche está en perfecto estado para desplazamientos largos.
  • Realiza paradas para descansar durante viajes largos.
    El cansancio es una de las causas principales de accidentes de tráfico. Por esto, es necesario disfrutar del viaje y hacer una parada cada dos horas. Podría resultar interesante organizar las paradas durante la planificación del viaje.
    También es muy importante adoptar una postura cómoda y ergonómica que disminuya la sensación de fatiga durante la conducción.
  • Correcta colocación de los niños.
    La seguridad de los niños es lo más importante, por eso deben ir correctamente sentados y bien atados. Utiliza el sistema ISOFIX o un cinturón de seguridad basándote en la edad y grupo de peso del niño.
  • Moderar el volumen de equipaje.
    Es buena idea cargar el vehículo con el menor equipaje posible y, en todo caso, distribuir bien los pesos en el maletero y evitando llevar dentro del habitáculo objetos sueltos. Si se produce un frenazo brusco o una colisión contra otro vehículo, los objetos que no estén asegurados pueden convertirse en proyectiles debido a la fuerza del impacto.