¿A quién reclamar si el seguro de tu coche no se hace cargo de los daños?

¿A quién reclamar si el seguro de tu coche no se hace cargo de los daños?

No hay nada más desagradable que tener un accidente de coche. Los daños en la estructura física del coche, indemnizaciones a terceros y/o gastos médicos asociados, pueden ser altamente costosos e incluso pueden llegar a ser una carga muy pesada. 

La mayoría de los conductores pensamos que al tener una póliza de seguros, estaremos cubiertos económicamente para todos los incidentes en los que esté involucrado el coche. Sin importar si es una de responsabilidad civil o una de cobertura general, las pólizas de seguro tienen condicionados que restringe el pago de la aseguradora. 

Los condicionados del seguro, se les conoce popularmente como “la letra pequeña”, son aquellas cláusulas que normalmente no se leen al contratar el seguro o que el comercial no menciona cuando nos está ofreciendo contratar la póliza. 

En el contrato de seguros, se establecen las circunstancias o condiciones que eximen de pago a las empresas de seguro y/o establecen los límites de pago, de acuerdo a cada eventualidad. 

Hay atenuantes para que las empresas de seguro se cohiban de pagar en el momento del accidente. Los condicionados van asociados a eventos que afectan a la mayoría de la población o de altas incidencias estadísticas, permiten a la empresa aseguradora a no indemnizar ciertos siniestros.

Desastres naturales como inundaciones, huracanes, terremotos son, por lo general, inhibidores de pago. Los daños causados por motines, conmociones sociales, guerras, actos terroristas y conflictos armados son también escenarios exentos de compensación al asegurado.


En estos casos ¿Está el asegurado desprotegido?

No, no está totalmente desprotegido. El Consorcio de Compensación de Seguros, adscrita al Ministerio de Economía y Empresa, se encarga de la asistencia e indemnización de los gastos ocasionados por eventos naturales, conmociones armadas u otras circunstancias en la que las empresas aseguradas no pueden cubrir los daños o los condicionados de las pólizas inhiben el pago de ciertos siniestros. 

Cuando el conductor del coche es el causante del accidente por imprudencia, impericia o inexperiencia, algunas pólizas de seguro no cubren el pago o derivan las erogaciones al conductor responsable. 

La gran mayoría de las pólizas de responsabilidad civil inhiben de pago a las aseguradoras, cuando el conductor ha sido probado ser el causante de un accidente de tráfico. Varios de los condicionados incluyen:

  • Conducción bajo efectos del alcohol, drogas o fármacos sin prescripción médica probada
  • No haber pasado la última Inspección Técnica de Vehículos, lo que intuye que el accidente pudo haberse causado por desperfectos mecánicos del coche
  • No estar en posesión de un carnet de conducir vigente y en regla. 
  • Haber violado la Ley de Tráfico y Seguridad Vial como excesos de velocidad, señales de tráfico, semáforos u otros.
  • Otros señalados específicamente en el contrato de póliza. 

Obviamente, evitar accidentes es labor de todos los que estamos involucrados en la conducción de un coche. Además de esto, debemos leer muy bien los condicionantes de las pólizas de seguros al momento de adquirirla.