perito accidente de tráfico

Peritos y su papel en una investigación de un accidente de tráfico

Una de las actuaciones clave tras sufrir un accidente de tráfico es la que realiza un perito para esclarecer lo sucedido, determinar las causas del accidente y poder elaborar un informe que permita ayudar a entender la situación.

El informe pericial contiene datos imprescindibles para que un juez pueda emitir un veredicto sobre el accidente y establezca de manera más precisa los daños causados y el responsable que ha provocado el accidente.

Contenido de un informe pericial

El contenido escrito en los informes periciales suele variar enormemente en función del tema a analizar, pero suelen compartir los siguientes puntos comunes:Solicitante. Es necesaria la identificación de la persona que ha encargado el informe.

  • Tipo de informe. Se determina con qué tipo de informe se va a trabajar (informe forense, análisis de peritaje económico, reconstrucción de accidentes…)
  • Documentación e inspecciones.Suele incluirse una lista con todos los elementos que el perito ha analizado a la hora de elaborar su informe, como la zona donde se ha producido el accidente o examinar el estado físico de las personas involucradas.
  • Lesiones y daños materiales producidos. Una vez se han analizado los documentos y realizadas las inspecciones, el perito emite un juicio sobre los daños materiales y lesiones producidas en el accidente.
  • Causa de los daños y lesiones. El perito debe utilizar sus habilidades y experiencia para intentar determinar la causa principal de los daños producidos.
  • Reparación de los daños y lesiones. Se enumera la forma en la que podrían repararse estos daños y curar lesiones de las personas.
  • Valoración económica de los daños causados. En este apartado se presupuestan los costes necesarios para reparar los daños causados tanto en el vehículo como para el tratamiento y recuperación de las lesiones causadas.
  • Conclusiones del perito. Tomando como base todos los puntos anteriores, el perito establece una serie de conclusiones acompañando al informe.

El perito de tráfico no sólo se vale de este informe para realizar su trabajo, si no que tiene que justificar sus acciones mediante el uso de pruebas que permitan demostrar la veracidad de los hechos. Para poder tener derecho a reclamar una indemnización, es fundamental demostrar la culpabilidad de la parte contraria implicada en el accidente. Las pruebas que se utilizan principalmente son: partes amistosos firmados por ambas partes, testigos del accidente, fotografías y atestado de los agentes de tráfico que fueron llamados a intervenir en la situación.